12 sintomas de cancer de mama..

CÁNCER DE MAMA

Como ya sabes, la prevención es una de las grandes armas contra este tipo de cáncer, y sobre todo se basa en la observación y la autoexploración.

Esta imagen me ha parecido sufientemente gráfica, para que todas podamos de alguna manera tener en cuenta, que alteraciones se pueden dar, cuando se trata del cancer de mama...


No debemos obsesionarnos, pero si ser muy conscientes de la importancia de ser responsables absolutas, de revisar nuestro pecho una vez al mes, o en el caso de que aparezcan alguno de estos sintomas, acudir rapidamente al medico para consultarle.

Son pocas las mujeres que realmente quieren someterse a una autoexploración de la mama (AEM), y para muchas la experiencia es frustrante: es posible que sientas cosas y no sepas qué significan. No obstante, cuanto más examines tus mamas, más aprenderás acerca de ellas y más fácil te resultará detectar posibles anomalías.

Algunos consejos para la AEM:

Intenta crearte el hábito de autoexplorarte las mamas una vez al mes, para familiarizarte con la forma en que se ven, y en que las sientes normalmente. Explórate durante los días posteriores a tu período, que es cuando las mamas tienen menor probabilidad de estar inflamadas o sensibles. Si ya no menstrúas, elige un día que sea fácil de recordar, por ejemplo, el primero o el último día del mes.

No te asustes si crees sentir un bulto. La mayoría de las mujeres tienen bultos o zonas de bultos en las mamas todo el tiempo. En los Estados Unidos, solo alrededor del 20 % de las mujeres que se someten a una biopsia por un bulto sospechoso son diagnosticadas con cáncer de mama.

Las mamas suelen presentar “regiones” bien diferenciadas. La zona superior externa, ubicada cerca de la axila, suele tener los bultos y las protuberancias más prominentes. La mitad inferior de la mama puede sentirse al tacto como una playa arenosa o pedregosa. La zona debajo del pezón puede sentirse como una acumulación de granos de maíz. Puede que sientas otra zona como un tazón de avena grumosa.

Lo importante es que conozcas el aspecto, y la sensación de las distintas regiones de TUS mamas. ¿Hay algo que se distinga del resto (como una piedra en una playa arenosa)? ¿Notas algún cambio? Comunícale a tu médico cualquier cambio en tus mamas que permanezca así, más de un mes o que empeore con el paso del tiempo.


Puedes empezar un diario y registrar los resultados de las autoexploraciones. Puede ser como un pequeño mapa de tus mamas, con notas sobre los bultos y las irregularidades que detectes. Hasta que te acostumbres, esto puede ayudarte a recordar todos los meses lo que es “normal” para tus mamas. No es raro que aparezcan bultos en momentos específicos del mes y que desaparezcan después, acompañando los cambios de tu cuerpo, con el ciclo menstrual, (si todavía menstrúas). Solo las alteraciones que perduran más de un ciclo completo, o adquieren mayor tamaño, o prominencia de algún modo requieren atención médica.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...